viernes, 16 de enero de 2009

Chau piedra,hola tierra!

En algún momento se adopto la idea ,necrofila por cierto de que se debía cubrir toda la vereda con baldosas esto trajo una serie de problemas que hablaremos más adelante,pero ahora prestemos atención a la foto,en la parte izquierda se puede ver que debajo de las baldosas había tierra no así en el centro que hay antes una capa de cemento y por ultimo a la derecha una zona donde se mantienen las baldosas.
Si nos ponemos a pensar incluso en las zonas de mayor transito en veredas de doble vía como esta existe un espacio entre árbol y árbol que no es utilizado para caminar,pero que sin embargo se desperdicio dinero tapándolo con baldosas.Esto tuvo su razón de ser dado que la necrofilia estableció así la predictibilidad de lo inerte , su poder de control.

Lo que trajo como consecuencia que:
  • La vereda se llenara de orines y excrementos patogenicos en vez de poder servir de abono para la tierra.
  • Se redujera la superficie permeable de la ciudad provocando inundaciones
  • Se contaminara el agua e incluso nuestros propios hogares porque a diferencia de otras partes no nos quitamos las zapatillas al entrar.
  • Se redujera el espacio para plantas alimenticias,ornamentales y/o medicinales
Es por esto que es vital recuperar ese espacio sacando las baldosas que hay entre árbol y árbol,metodicamente pero sin extralimitaciones no remuevan las del centro y la derecha ya que el resto debe ser preservado asi por respeto especialmente a las personas que las utilizan incluso cuando la tierra no se encuentra embarrada,personas de movilidad reducida o quienes llevan recién nacidos que agradeceran también no encontrar más excremento en sus ruedas,al igual que los ciegos que no tienen manera de esquivarlo como nosotros que aun teniendo vista ocasionalmente pisamos,es clave que una sociedad para ser inclusiva y saludable debe pensar en estas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares